Publicidad

En las inspecciones técnicas pueden aparecer diferentes faltas o infracciones que deben quedar reflejados por el técnico cuando realiza el informe sobre el vehículo.

Las faltas o infracciones se clasifican según su importancia sobre la seguridad y efecto sobre el medio ambiente:

Tipos de faltas en la ITV

1. Faltas leves:

Son aquellas faltas que no causan un efecto muy notorio en la seguridad para los ocupantes del vehículo así como el efecto sobre el medio ambiente. Además no imposibilitan que el vehículo circule temporalmente.

Deben repararse lo antes posible pero no exigen repetir la inspección para comprobar si se han resuelto, a no ser que la inspección sea negativa por otros factores.

2. Faltas graves:

Son aquellas que tienen un efecto significativo sobre la seguridad tanto de los ocupantes como de otros peatones o conductores, o sean realmente nocivas para el medio ambiente.

Deben repararse inmediatamente y no es posible circular con el vehículo excepto para acudir al taller o al centro ITV donde debe repetirse la inspección. El plazo para solucionarlos es de dos meses.

3. Faltas muy graves:

Son aquellas que implican un riesgo grave para la seguridad vial. Tanto para los ocupantes como para los demás peatones o conductores.

Deben repararse inmediatamente y no es posible circular con el vehículo en ningún caso. El vehículo debe trasladarse al taller y al centro ITV donde debe repetirse la inspección mediante un medio de transporte externo (grúa, remolque, etc…). El plazo para solucionarlos es de dos meses.


0 Comentarios:

Deja tu comentario: